La entrevista, la herramienta que no debes ignorar

Haz entrevistas como un pro para conocer a tu cliente ideal

Hoy aprovechando que es el día del periodista quiero hablar de esta herramienta tan potente y a la vez tan ignorada, supongo que por el desconocimiento del gran potencial de ésta, o de no saber cómo hacerlas. Por eso quiero ayudarte, para darte unas bases de cómo hacer las entrevistas y en qué debes enfocarte para obtener unos resultados que realmente vayan a serte de utilidad.

Lo primero de todo decirte que el objetivo de la entrevista es el de conocer más a tu cliente, o a tu cliente ideal. Dependiendo de en qué punto se encuentre tu negocio.

Por ejemplo, cuando estás empezando un negocio, será súper útil que realices entrevistas a distintos perfiles para definir quién es realmente tu cliente ideal, así podrás definir mejor todos tus copys, imagen corporativa, y en general el tono de tu marca. Es decir, si ves que tu cliente ideal es una mujer, o es un adolescente, o gente más mayor, etc. El tono o la manera que deberás usar variarán.

Si por lo contrario tú ya sabes quién es tu cliente ideal y lo que quieres es hacer un estudio de mercado antes de lanzar un producto o un servicio nuevo, entonces deberás hacer preguntas un poco más concretas. 

Pero tanto si el objetivo de la entrevista es conocer a tu cliente ideal como si es hacer un testeo de mercado, los resultados que vas a obtener te ayudarán a conocer más y mejor a tus clientes, y el conocer a los clientes es lo esencial y lo que hacen que un negocio sea exitoso.

¿Qué preguntar? 

Hay dos partes diferenciadas en toda entrevista de mercado. 

Los datos demográficos.
Es decir, lo primero que le vas a preguntar es edad, sexo, zona dónde vive, si tiene hijos, el estado sentimental, incluso le puedes preguntar cuánto gana al mes o al año. En cuanto al nombre, no es necesario, hay veces que si las entrevistas son anónimas puedes obtener unos resultados más profundos y sinceros, de todas maneras lo que yo hago personalmente es preguntar sólo el nombre de pila y no marcar la pregunta como obligatoria, de esta forma quien no quiere decir el nombre, no lo hace y tan felices.

Todos estos datos, sobre todo si la entrevista es para un negocio que aún no sabe quién es su cliente ideal, van a ser de mucha relevancia.

En la segunda parte de la entrevista vas a hacer preguntas mucho más personales.
En esta parte de la entrevista, lo que yo hago es, por ejemplo, hacer preguntas muy concretas dejando la respuesta muy abierta, para que la persona pueda expresarse con total libertad, de esta forma, puedo conocer mejor lo que de verdad angustia o motiva a mi cliente. Por ejemplo, con preguntas del tipo: quiénes son su top 3 de referentes, o qué celebridades admira, o los 3 últimos libros que ha leído, qué hobbies tiene, etc. 

Y por último le hago preguntas específicas de mi producto. Si es consumidor o consumidora habitual de “x” producto, qué le lleva a consumirlo, qué pegas le ve, qué le frena a la hora de comprarlo, si lo compra para consumo propio o para regalar, etc.

Es importante que la entrevista sea directa y te ahorres todas aquellas preguntas que te son irrelevantes y te centres en lo que realmente te interesa saber. 

Un plus, es preguntar por el correo electrónico para tenerlo en tu base de datos y poder usarlo tanto para futuras campañas de email marketing como para hacer publicidad en redes, pero ¡ojo! si haces esto, tienes que poner por escrito que el mail va a ser utilizado para esos fines.

Y por último quiero hablarte de la herramienta que utilizo yo para hacer dichas entrevistas de forma sencilla, para poder enviarlas a las personas que vaya a entrevistar y dónde se me guardan automáticamente los resultados. Se trata de google forms, es una herramienta de google específicamente para hacer entrevistas y tests.

Espero que lo pongas en práctica y nos recomiendes mucho.
Hasta la próxima semana 👋

0 comentarios

Enviar un comentario