Tengo la fórmula secreta de Coca Cola

La mejor estrategia de marketing de la historia

Llevamos años creyendo que la fórmula secreta de la Coca Cola es uno de los secretos mejor guardados del mundo. Pero antes de desvelarte ese gran secreto quiero contarte algo.

Imagínate que el dueño de Coca Cola te regala la receta, las fábricas, los camiones, y toda su infraestructura. Y él sólo se queda con la marca. Deja que te diga algo, en menos de 10 años tú estarías arruinado o arruinada y él volvería a ser millonario. 

Aquí está el kit de la cuestión. Esa es la fórmula secreta de Coca Cola, su marca.

Han hecho estudios a ciegas, y aunque me duela decirlo, cuando a las personas le dan bebidas de cola sin saber qué marca están probando, el 95% prefiere Pepsi. 

Entonces, aunque Pepsi está objetivamente más buena y además es más barata ¿por qué Coca Cola es líder de ventas y no lo es Pepsi? Sencillamente porque Pepsi no es Coca Cola, no tiene la fórmula secreta, no tiene la marca Coca Cola.

Cuando compramos Coca Cola, no estamos comprando un refresco, estamos comprando una ilusión y la sensación de cómo nos hace sentir. Esas burbujas, ese sonido al abrir la Coca Cola, o el sonido del gas son algunos ejemplos de como antes de empezar a beber el refresco nuestro cerebro ya empieza a tener grandes destellos de dopamina. 

Si nos paramos a pensar Coca Cola tiene una marca híper sólida y reconocible por los 5 sentidos. Me explico.

Tiene su propia tipografía, muchas veces imitada por lo diferente que es, sus colores, el logo, Santa Claus, los osos polares, una forma de botella completamente única, etc.
En cuanto a la forma de la botella, en 1915 se convocó un concurso para diseñar la botella de la Coca Cola, tenía que cumplir 4 requisitos: tenía que ser diferente a todas las demás, tenía que poder funcionar sin etiquetas, tenía que ser reconocible solo al tacto y por último tenía que ser reconocida incluso estando rota. Y ganó el diseño contour, que es la botella que conocemos hoy en día. Aunque la original era más redondita, se adaptó para un mejor transporte. 

Por eso cuando compramos una Coca Cola, lo de menos es su sabor, lo que nos empuja a comprarla es la expectativa, es lo que sentimos y lo que creemos que proyectamos.

Y es verdad, me he marcado un farol. No tengo la fórmula mágica, pero no la necesitamos saber, aun teniendo la fórmula secreta no ibas a poder hacer absolutamente nada, porque lo más valioso de Coca Cola, es su marca. Así que en mucha parte, ese es su secreto. 

Sabiendo todas estas cosas, hay gran parte de esta estrategia que es aplicable a cualquier otro negocio. ¿Por qué no empiezas a aplicar estas técnicas a tu negocio?

Si te ha gustado no dudes en recomendarme y envíaselo a tus contactos que creas que les puede interesar.

Nos vemos en el próximo artículo 
????

0 comentarios

Enviar un comentario